¡Llame ahora mismo!
USA/Canadá  1-954-617-5053
Ecuador         593-4 293-0193
España           593-939939374
English
Inicio
Sun Beach
San Pablo Santa Elena Ecuador

 

Balneario de San Pablo extiende oferta turística

 

San Pablo Santa Elena Ecuador

Hasta hace 15 años, el balneario de San Pablo, ubicado a 19 kilómetros del cantón Santa Elena, era considerado de paso para los turistas que acudían a Montañita y Ayangue, o Puerto Cayo y Puerto López, al sur de Manabí.

La carretera se convirtió entonces en la vitrina de los puestos informales, donde los maduros asados y bolones eran el menú para los viajeros. Después el Cabildo comunal, mediante el comité turístico creado en la población, pidió al Municipio de Santa Elena la siembra de palmas africanas a la orilla de la playa, pero por la falta de cuidado las plantas se secaron. Sin embargo, esto no fue obstáculo para seguir trabajando y convertir a San Pablo en un nuevo destino turístico. Con los años y por el esfuerzo de sus habitantes, el lugar se ha transformado en el favorito de cientos de visitantes que cada fin de semana copan sus playas y se deleitan con su gastronomía.

El éxito obtenido motivó a las autoridades de esta comuna, en coordinación con el Municipio, a construir un nuevo malecón y recibir a más turistas. La idea es que los visitantes también disfruten el otro extremo de la ensenada que colinda con el estero. Los pescadores que usan este espacio para ubicar sus embarcaciones, accedieron a la reubicación para no dañar el entorno.

El malecón de San Pablo se conectará con la iglesia católica que fue construida frente al mar; contará con dos glorietas y a lo largo de 106 metros lineales de un área adoquinada se colocarán seis islas para la venta de jugos y cebiches.

Al ingreso, parte medular y salida, se ubicarán escalinatas para que los visitantes bajen a la playa. Además habrá juegos infantiles, luces ornamentales, áreas verdes y una extensa zona de parqueo.

La obra es ejecutada por el Municipio de Santa Elena a un costo de $ 420.000. La licitación fue ganada para la primera etapa por la empresa peninsular Milovan. El alcalde, Otto Vera Palacios, indicó que luego de socializar varios proyectos con los comuneros se decidió por este ante el pedido mayoritario de la comunidad, que optó por ampliar el malecón.

"Como la inversión es bastante fuerte se la ejecutará en etapas", señaló la autoridad municipal.

La esperanza que tienen los habitantes de San Pablo es que con la nueva construcción tendrán un repunte turístico del otro extremo, un área muy poco conocida. Esperan que sirva para posicionar el balneario, que atraviesa por un buen momento.

Efraín Rivera, comerciante de refrescos, sugiere que las autoridades encargadas del área del turismo en la Península efectúen más capacitaciones sobre atención al cliente.

FALTA HOSPEDAJE. Una de las debilidades que tiene este lugar es la falta de sitios de alojamiento, pues existen solo cuatro pequeñas hospederías comunitarias para pernoctar.

Esa es otra de las visiones que tienen lugareños como Manuel Borbor, quien aspira a conseguir un crédito en el Banco Nacional de Fomento (BNF) para transformar su vivienda en un lugar donde pueda recibir a los turistas.

"Cuando comienza la temporada, los viajeros buscan hoteles para pasar la noche y aquí no hay, solo existen unas cuantas casas que han sido arregladas para ese efecto, pero hacen falta más hospedajes".

COMUNA DE PESCADORES. El 50% de los cinco mil habitantes de San Pablo se dedica a la pesca, de manera directa e indirecta. En su amplia playa ubican un centenar de lanchas dedicadas a esta actividad.

Los pescadores surten a los mercados de las poblaciones de la Ruta del Spondylus.

A diferencia de los otros puertos que tiene la Península, en este lugar aún capturan los peces con grandes redes que son lanzadas a la orilla del mar y que luego son recogidas con enormes cabos.

 

Tomado del Diario Expreso